Bruin Cafés

Los Bruin Cafés son locales tradicionales para experimentar la verdadera atmósfera de Ámsterdam. El nombre se debe a los interiores de madera oscura y paredes ennegrecidas.
Buscar Hoteles y Apartamentos
Buscar

Además de un importante patrimonio histórico y arquitectónico, Ámsterdam es una ciudad perfecta para los amantes de los clubes, el entretenimiento y la vida nocturna. Entre los lugares de visita obligada cuando se visita la capital holandesa están los Bruin Cafés, bares caracterizados por una decoración totalmente en madera oscura de la que deriva el nombre “Bruin”, que significa “marrón” en holandés.

Estos locales, a menudo pequeños, tienen un ambiente íntimo y acogedor y son ideales para ponerse al día con los amigos después del trabajo o durante el fin de semana. Hay quien dice que los Bruin Cafés de Ámsterdam son como los pubs para los londinenses: forman parte del encanto de la ciudad y se han convertido en parte de la vida y la rutina holandesas. De hecho, estos establecimientos encarnan a la perfección el ambiente “gezellig”, un término holandés que no se puede traducir con una sola palabra, pero que significa “acogedor y amistoso”.

Historia de los Bruin Cafés de Ámsterdam

Los Bruin Cafés de Ámsterdam se originaron en torno al siglo XIX, cuando algunas familias holandesas empezaron a utilizar una parte de su casa como pequeño bar donde recibir a la gente de paso y venderles licores y bebidas espirituosas para obtener ingresos extra. Más tarde, estos lugares fueron declarados ilegales porque se necesitaba un permiso para vender alcohol, así que muchas de estas casas se convirtieron en establecimientos propiamente dichos.

El nombre de “Café Marrone” o Café Bruin deriva del hecho de que el mobiliario interior era de madera marrón oscura, además de que estos lugares solían ser pequeños y estaban poco iluminados, detalles que hacían que el ambiente fuera aún más oscuro. A esto se añade el hecho de que en el siglo XX se permitía fumar en el interior de los cafés, por lo que muchas cortinas y mobiliario se volvieron marrones a causa del humo. Muchos de esos cafés del siglo XIX han llegado hasta nosotros conservando el mobiliario de la época y el mismo ambiente cordial y hospitalario, sólo ha cambiado una cosa: ya no se puede fumar dentro.

Los mejores cafés Bruin de Ámsterdam

Al final de un día dedicado a explorar Ámsterdam, puedes parar en uno de los muchos Bruin Cafés que sirven principalmente cerveza de barril, jenever, un licor holandés parecido a la ginebra, café y otras bebidas producidas a menudo por empresas locales. En estos establecimientos también puedes comer algunos tentempiés como bocadillos, patatas fritas, pequeñas ensaladas y bitterballen, las albóndigas holandesas. Es importante recordar que muchos de estos Cafés no aceptan el pago con tarjeta de crédito, sino sólo en efectivo.

Los Bruin Cafés están repartidos por toda Ámsterdam, pero el mayor número se encuentra en el barrio de Jordaan, considerado por muchos el barrio de los artistas. Si visitas Ámsterdam en verano, ten en cuenta que muchos de estos cafés también tienen un pequeño jardín o terraza con mesas al aire libre donde puedes disfrutar tranquilamente de una cerveza.

Café Hoppe

1Spui 18-20, 1012 XA Amsterdam, Paesi Bassi

Uno de los Bruin Cafés más históricos de la ciudad es sin duda el Café Hoppe, ya que se dice que lleva abierto desde 1670 en pleno barrio de Jordaan. Al principio, era un pequeño pero acogedor café amueblado en madera, pero con el tiempo el café se fue ampliando. Ahora la parte más antigua, que conserva el mobiliario y el ambiente de hace siglos, se ha convertido en Monumento Nacional, mientras que al lado se abrió a principios del siglo XX un café más espacioso, todavía con mobiliario de madera pero más moderno. El Café Hoppe es un lugar popular tanto para turistas como para lugareños y, si decides parar aquí, no olvides visitar la parte más antigua, donde aún se exponen los antiguos barriles de ginebra.

Café Chris

2Bloemstraat 42, 1016 NB Amsterdam, Paesi Bassi

Otro café muy antiguo de la ciudad es el Café Chris, también situado en el barrio de Jordaan. Se dice que se abrió en 1624 como cervecería, por lo que, según algunos, Chris es el Café Bruin más antiguo de la ciudad. Aparte de las fechas, merece la pena visitar este café porque, en cuanto entras, parece como si hubieras hecho un auténtico viaje en el tiempo: los muebles de madera son los originales y en el centro de la barra hay una preciosa mesa de billar. La selección de cervezas de cervecerías holandesas es excelente.

Café In't Aepjen

3Zeedijk 1, 1012 AN Amsterdam, Paesi Bassi

El interior del Café In ‘t Aepjen

El Café In ‘t Aepjen es uno de los más antiguos y pintorescos de Ámsterdam y aún conserva muchos de los elementos originales, como los techos abovedados de ladrillo, las mesas de madera maciza y los grandes ventanales que dan a la calle. El bar es muy popular entre los turistas, que se sienten atraídos por su ambiente tradicional y su amplia selección de cervezas artesanas y licores holandeses, como la tradicional jenever.

El nombre In ‘t Aepjen, que significa “el mono” en neerlandés, hace referencia a una historia del café que se remonta al siglo XV, cuando un marinero se presentó en el café llevando un mono a su regreso de un viaje a Asia.

Café De Dokter

4Rozenboomsteeg 4, 1012 PR Amsterdam, Paesi Bassi

A pocos pasos de la plaza Dam está el Café de Dokter, considerado el bar Bruin más pequeño de Ámsterdam. Abierto desde 1798, este café ocupa unos 18 metros cuadrados y en su interior se respira un ambiente relajado y acogedor; a menudo se oye música de jazz de fondo y, además de cerveza local, también se puede encontrar aquí una amplia selección de whisky.

Café De Sluyswacht

5Jodenbreestraat 1, 1011 NG Amsterdam, Paesi Bassi

El Café De Sluyswacht se encuentra en un edificio que data de 1692 y que se construyó originalmente como vivienda para el esclusero encargado de operar y controlar la esclusa adyacente. Una vez clausurada la esclusa, el edificio se transformó en un acogedor café, que se hizo famoso porque el edificio está ligeramente inclinado como la Torre de Pisa. Ahora el café está protegido como Monumento Nacional y merece la pena venir aquí a tomar algo en la acogedora sala interior o en la terraza con vistas al canal.

Café Arendsnest

6Herengracht 90, 1015 BS Amsterdam, Paesi Bassi

El mostrador del Café Arendsnest

Los aficionados a la cerveza no deben dejar de visitar el Bruin Café Arendsnest, un establecimiento que sólo sirve cervezas holandesas. Aquí puedes encontrar 50 cervezas de grifo y más de 100 cervezas embotelladas de distintas cervecerías de Holanda. Además de la sala principal y la terraza junto al canal, el Café Arendsnest también ofrece una sala de degustación donde puedes aprender sobre los procesos de elaboración, fermentación y cata. El bar también tiene una gran selección de sidras, licores, whiskies y más de 40 tipos distintos de ginebra, todos producidos por empresas holandesas.

Café De Zotte

7Raamstraat 29, 1016 XL Amsterdam, Paesi Bassi

También en el barrio de Jordaan está el Café De Zotte, que es otro pub para los amantes de la cerveza, ya que aquí se pueden encontrar más de 100 calidades diferentes de cerveza belga. Totalmente amueblado en madera al estilo Bruin Café, también ofrece una excelente cocina que incluye filetes, platos vegetarianos y las famosas “patatas fritas flamencas” cocinadas según la receta belga.

Café Checkpoint Charlie

8Nassaukade 48, 1052 CM Amsterdam, Paesi Bassi

Este atmosférico café está situado en el puente, en el punto de encuentro de tres importantes zonas: Jordaan, el Centro y la zona de Westerpark; por eso el nombre del café es Checkpoint Charlie, el punto de tránsito entre Berlín Este y Oeste durante los años de la Guerra Fría.

Aquí puedes encontrar casi treinta cervezas, muchas de ellas producidas por jóvenes cervecerías locales, vinos ecológicos y otras bebidas elaboradas por empresas holandesas , mientras que no hay grandes marcas comerciales. El ambiente es acogedor y relajado, y además de beber puedes degustar su excelente cocina.

Mapa

En el siguiente mapa puedes ver la ubicación de los principales lugares de interés de este artículo

Cómo ahorrar en transporte y entradas

La City Card le permite ahorrar en transporte público y/o entradas a las principales atracciones turísticas.

Ámsterdam: City Card con entradas y transporte público
Ámsterdam: City Card con entradas y transporte público
Descubre Ámsterdam con la tarjeta oficial I Amsterdam City Card. Visita gratis museos y atracciones de primera categoría, disfruta de acceso ilimitado al transporte público de Ámsterdam y de un crucero gratuito por los canales.
Comprar desde 60,00 €