Amsterdam

Amsterdam

La guía turística online gratuita de Ámsterdam
Amsterdam.net es la guía de viajes online gratuita de Amsterdam. Vuelos, hoteles, visitas y atracciones para planificar tu viaje a la capital holandesa.
Busca Hoteles y Apartamentos

¿Amsterdam capital de la transgresión? Sí, pero también la ciudad de Van Gogh y Ana Frank, del diseño, de las bicicletas que atropellan a más peatones que a los coches, de los tulipanes, de las grandes empresas internacionales y de las start-ups digitales, de la cerveza Heineken y de los cafés Bruin.

Es una ciudad en la que los coloridos mercados de flores proporcionan un alegre contrapunto a los austeros edificios históricos del centro, a veces un poco lúgubres y misteriosos con su típica arquitectura del norte de Europa, y a los prestigiosos museos que atraen a cientos de visitantes de todo el mundo.

No la llames Venecia del Norte: aparte de los canales, un puerto bullicioso y estar siempre entre las 10 ciudades más visitadas de Europa, Ámsterdam no tiene nada más en común con la antigua capital de la Serenísima. La identidad de Ámsterdam es única e inconfundible, empezando por su urbanismo: un centro radial, construido alrededor de un sistema de canales muy eficiente.

Durante tus vacaciones en Ámsterdam, déjate envolver por su especial atmósfera: dinámica pero nunca agitada, libre y creativa pero también íntima y tranquilizadora. Entra en las tiendas de diseño, disfruta de una cerveza en un bruin café (bar típico holandés), date un capricho en un coffeeshop, pasea a ritmo tranquilo por los canales históricos.

El famoso barrio rojo también guarda muchas sorpresas, y no hablamos de espectáculos sexuales. Ven a descubrir la singularidad de esta maravillosa capital del norte.

Dónde encontrar Ámsterdam

El Rijksmuseum y el emblemático cartel “I amsterdam

Ámsterdam está situada en el noroeste de Holanda, en una hendidura que fue una bahía y que ahora es el lago Ij. El centro de la ciudad está bordeado al norte por el río Amstel, del que parte el sistema de círculos concéntricos de canales. Descubre todos los puntos de interés en el mapa de Ámsterdam.

Una característica especial de Ámsterdam es que está situada a dos metros por debajo del nivel del mar.

Cuándo ir

El clima de Ámsterdam es continental, mitigado por su proximidad al mar: los inviernos son fríos pero no duros y los veranos calurosos pero no sofocantes. El tiempo es muy variable, con posibilidad de lluvia en todas las estaciones, por lo que es conveniente vestirse en capas y llevar una chaqueta y zapatos impermeables aunque la previsión meteorológica diga que hace sol.

Los meses más calurosos son junio, julio y agosto, pero también son los meses en los que la afluencia de turistas es mayor, lo que hace que los precios de los vuelos y los hoteles sean más altos.

La mejor época para ir a Ámsterdam es el final de la primavera; el otoño también es una buena opción, pero ya puede empezar a hacer frío.

Qué ver

Los canales de 9 calles

Todo un distrito de Ámsterdam está dedicado a los museos: ¡y con eso ya tienes mucho que ver! Pero la lista de lo que hay que ver también incluye maravillosas atracciones al aire libre, como mercados, parques, cascos históricos…

Cada uno puede construir un itinerario personalizado en función de sus propios intereses, pero no te vayas sin ver las cinco principales atracciones de Ámsterdam.

Canales

Lo mejor que se puede hacer en Ámsterdam es un crucero por los canales. Puede ser romántico o divertido, según el tipo de crucero que elijas (diurno, nocturno, con cena, en barco de fiesta, en grupo, privado… ¡las posibilidades son infinitas!), pero sigue siendo la forma más fascinante de explorar una capital cuya historia está estrechamente ligada al agua.

Hay más de 160 canales en Ámsterdam, con un total de más de 100 kilómetros, y aún hoy, a pesar de los profundos cambios en el sistema de transporte y el estilo de vida de la gente, siguen definiendo el paisaje y la identidad de la capital holandesa.

Museo Van Gogh

Prepárate para una larga cola para entrar en el Museo Van Gogh: dedicado al genial pintor holandés que influyó enormemente en el arte del siglo XX, es uno de los museos más visitados del mundo.

De los muchos museos dedicados a Van Gogh en Holanda y fuera de ella, éste es sin duda el más completo. La colección abarca la vida del artista y las etapas de su carrera, con unos 200 cuadros, 550 dibujos y acuarelas y cientos de cartas escritas a su hermano Theo y a otros artistas de la época, incluido su amigo Paul Gauguin. También puedes ver los objetos personales de Van Gogh, como pinceles, témperas y escritorios.

Casa de Ana Frank

Entra respetuosamente en el refugio donde la joven judía Ana Frank vivió dos años escondida para escapar de los nazis. Entre estos muros escribió el famoso diario en el que relató su terrible experiencia durante los años de la Segunda Guerra Mundial.

El ambiente de la Casa de Ana Frank no ha cambiado: a pesar de la multitud de turistas, un silencio doloroso y conmovedor se cierne sobre ella. Las salas están casi vacías, con pocos objetos expuestos, como documentos históricos, fotografías, objetos personales y la copia manuscrita del diario.

Barrio rojo

¡Si las paredes pudieran hablar! Cuánto tienen que contar los edificios del barrio rojo de Ámsterdam… siglos de transgresiones, vicios, encuentros picantes, pero también sentimientos encontrados: soledad, redención, despreocupación, pragmatismo.

El barrio más famoso e infame de Ámsterdam no es sólo un lugar de pecado: es una pieza importante de la historia de la ciudad donde -como en ningún otro lugar- puedes entender la verdadera alma de esta ciudad.

Si quieres experimentar al máximo su frenética vitalidad, visítala por la noche, pero para apreciarla, es mejor que vengas de día. Podrás pasear más tranquilamente por sus bonitas callejuelas medievales, hacer una pausa en un tradicional oud bruin (bar típico holandés) y admirar los escaparates de las boutiques que poco a poco van ocupando los espacios ocupados por las prostitutas.

Rijksmuseum

Otra atracción imprescindible en el distrito de los museos de Ámsterdam es el Rijksmuseum, el Museo Nacional de los Países Bajos.

Ubicado en un edificio monumental que recuerda a la arquitectura gótica y renacentista, exhibe una excepcional colección de arte flamenco con obras de artistas como Rembrandt, Steen y Veermer… y, por supuesto, Van Gogh, además de artistas internacionales como Durero, Miguel Ángel y Monet.

No te lo pierdas en Ámsterdam

Cómo llegar

Llegar a Ámsterdam en avión es la opción más rápida y barata. Los vuelos baratos a Ámsterdam desde España son numerosos, con salida desde diferentes ciudades, y reservando con antelación puedes encontrar grandes ofertas.

Ámsterdam sólo tiene un gran aeropuerto(Aeropuerto de Ámsterdam Schiphol), desde el que salen vuelos a todo el mundo. Se encuentra a unos 20 km del centro de la ciudad y es fácilmente accesible mediante trenes frecuentes y autobuses directos.

Si el aeropuerto más cercano a ti no tiene vuelos a Ámsterdam, considera los aeropuertos de Eindhoven y Róterdam: el primero está conectado con el centro de Ámsterdam mediante autobuses directos, mientras que en el segundo caso tienes que llegar primero a la estación de tren del centro de Róterdam y desde allí tomar un tren hasta tu destino final.

También se puede llegar a Ámsterdam desde España en autobús de larga distancia, pero no es recomendable. El viaje es muy largo y el precio suele ser mayor que el del avión. Lo mismo ocurre con el tren.

Dónde alojarse en Ámsterdam

Ámsterdam es una ciudad cara en lo que respecta al alojamiento, pero no te preocupes: buscando con cuidado y quizá con un poco de antelación puedes encontrar hoteles y pisos de vacaciones de calidad a buen precio.

La elección principal es: ¿dormir en el centro de Ámsterdam o en otros barrios? Si eliges un hotel en el centro, tendrás la comodidad de estar ya en el corazón de la ciudad y poder desplazarte a pie; además, tendrás a tu disposición un gran número de tiendas, bares, restaurantes y discotecas. El inconveniente es que los precios del alojamiento son muy caros.

Dormir fuera del centro de Ámsterdam, por ejemplo en Ámsterdam Noord o en los Docklands, no te hará sentir tan lejos: con el metro puedes llegar al centro rápidamente y sin estrés.

Es especialmente recomendable para los viajeros de bajo coste y a los que no les gusta el ajetreo, pero también deberían tenerlo en cuenta los que les gusta viajar cómodamente: todas las grandes cadenas hoteleras internacionales tienen un hotel en las afueras de Ámsterdam. Están pensados principalmente para los viajeros de negocios, pero también son perfectos para los turistas a los que les gusta la comodidad y la modernidad.

Los barrios característicos cercanos al centro, como Jordaan y De Pijp, son un buen compromiso: más cercanos y bonitos que los suburbios, pero menos caóticos y más baratos que el centro.

Cómo moverse

El centro de Ámsterdam es compacto y fácil de recorrer a pie; si quieres sentirte como un lugareño, alquila una bicicleta y prueba la aventura de recorrer los carriles bici de la ciudad.

Para ir de una parte a otra de la ciudad, puedes utilizar los autobuses (incluidos los nocturnos) y los tranvías. El metro se utiliza sobre todo para conectar el centro de Ámsterdam con las zonas periféricas, y probablemente no lo utilizarás a menos que tu hotel esté situado fuera del centro.

El transporte público en Ámsterdam es muy eficiente, así que no tendrás ninguna dificultad para desplazarte. Sin embargo, ten cuidado con los costes: los billetes sencillos son un poco caros, es mejor elegir un abono o una tarjeta inteligente. La elección de uno u otro depende de la duración de tus vacaciones y del uso que vayas a hacer del transporte público.

Una alternativa más cómoda al transporte público son los autobuses turísticos hop on hop off. La ventaja de estos autobuses es que eliminan el estrés de tener que averiguar cómo llegar a los lugares de interés porque las paradas están situadas en las principales atracciones turísticas. Con un billete único, puedes subir y bajar todo el día (o varios días, según la duración del billete), sin límites.

Cómo ahorrar en transporte y entradas

La City Card le permite ahorrar en transporte público y/o entradas a las principales atracciones turísticas.

Ámsterdam: tarjeta
Ámsterdam: tarjeta "I Amsterdam City Card"
Descubre Ámsterdam con la tarjeta oficial I Amsterdam City Card. Visita gratis museos y atracciones de primera categoría, disfruta de acceso ilimitado al transporte público de Ámsterdam y de un crucero gratuito por los canales.
Comprar desde 60,00 €